Información general

La mayoría de los daneses tiene un contrato de Internet en casa, por lo cual los cibercafés no son muy comunes en Dinamarca. Sin embargo, es muy fácil acceder a Internet gracias a las conexiones gratuitas que se encuentran en hoteles, bares, bibliotecas y trenes.