Copenhague con niños

Copenhague para los niños

Copenhague es una ciudad ideal para explorar con los niños. No es demasiado grande, es tranquila y hay muchos atractivos y servicios que ofrecen ese pequeño extra para los niños. Estos son algunos consejos e ideas para ayudarte a planear unas vacaciones divertidas en familia a la capital danesa.

Conoce la ciudad

Si esta es tu primera vez en Copenhague, un recorrido en autobús es una gran manera de conocer sus calles y lugares de interés y a los niños les encanta ver la ciudad desde lo alto de un gran autobús de dos pisos. ¿O por qué no ir hasta el canal para hacer un tour en barco por el centro urbano, sus canales y el puerto?

También es posible crear tu propio tour que se ajuste a tu familia combinando un boleto de 24 horas de transporte público, válido para autobús, tren y metro en toda la ciudad, con un billete de ferry del puerto. Recuerda también que un adulto puede llevar con él a dos menores de 12 años de forma gratuita.

Atractivos principales en Copenhague

Los niños nunca se olvidan presenciar el cambio de guardia, un impresionante despliegue de control y precisión que tiene lugar todos los días a las 12 horas frente a la residencia de la Reina, el Palacio de Amalienborg.

Haz un recorrido a través del Palacio Christiansborg, junto al Parlamento actual, y camina a través de cientos de años de historia danesa representada en bellos tapices y pinturas en los salones reales.

Ve con tu familia al Castillo de Rosenborg, en el impresionante Jardín del Rey, y sumérgete en una verdadera búsqueda del tesoro. ¡Ubicadas en el interior del castillo se encuentran las Joyas de la Corona, el sueño de cualquier pequeño príncipe o princesa!

Si puedes convencer a los más pequeños de subir a las vertiginosas alturas de la Torre Redonda en el centro de la ciudad, por las vistas que hay sobre el casco antiguo merece la pena la caminata. Por otra parte, un paseo por el exterior del retorcido chapitel del dragón de Vor Frelsers Iglesia ofrece unas vistas increíbles, ¡pero no es apto para los débiles de corazón!

Las populares calles peatonales de Copenhague están maravillosamente ambientadas para dar una vuelta y a menudo te encontrarás artistas callejeros y músicos. La Plaza Nueva del Rey  (Kongens Nytorv) es un hermoso lugar y, en invierno, puedes deslizarte por ella en una gran pista circular de hielo al aire libre. A partir de aquí, puedes pasear por la pintoresca calle del puerto de Nyhavn y saltar a un bote para hacer una excursión por el canal.

Tivoli

Tivoli es una experiencia inolvidable, sin importar tu edad. Dentro de los límites de este parque de  atracciones de fama mundial encontrarás siglos de historia, un ambiente único y emocionantes atracciones de feria. Hans Christian Andersen, una vez paseó en estos jardines y en la actualidad, se puede disfrutar de conciertos, espectáculos, atracciones, restaurantes y exposiciones; todo en un solo lugar. Tivoli está abierto durante todos los meses de verano, pero también se abre para dos ocasiones especiales adicionales, llevando Halloween y Navidad a toda una nueva generación de niños.

Bakken

Justo al norte de la ciudad, está el famoso Parque de los Ciervos cerca de la estación de Klampenborg. Un lugar maravilloso para pasear, hacer picnic o para ver a los ciervos del parque trotando o pastando  juntos. El Parque de los Ciervos es también donde está el parque de recreación más antiguo del mundo, Bakken. La zona también ofrece la popular playa de Bellevue,  lo que hace de Bakken la excursión de un día perfecta para toda la familia.

Camina por el lado salvaje

El zoo de Copenhague es una escapada perfecta. Situado en el borde del hermoso parque Frederiksberg. El zoológico está lleno de criaturas salvajes, grandes y pequeñas, con una famosa casa de elefantes, un oso polar y tigres, entre otras criaturas fascinantes. En el área de niños del zoológico, tus hijos pueden interactuar con los animales más dóciles y aprender a cómo cuidar de ellos.

Museos familiares

Muchos de los museos de la ciudad ofrecen exposiciones temporales, actividades y áreas para niños. En particular, los siguientes tienen una gran preparación para los niños: el Museo de Correos y Telecomunicaciones, la Galería Nacional de Dinamarca, el Planetario Tycho Brahe, el Acuario Nacional, el Museo Nacional, el Museo de Zoología, el Museo de los Trabajadores y el Experimentarium. Otros dos lugares ideales para llevar a tus hijos son el Museo Guinness de los Récords y el Museo de Cera Louis Tussaud.

Espacios verdes

Puedes ir a muchos parques en Copenhague, oasis verdes con espacio para relajarte y todo tipo de cosas para distraer a tus hijos. La mayoría de los parques tienen áreas de juego con la equipación más moderna y Fælledpark en Østerbro ofrece tanto un jardín sensorial como un parque de patinaje. El Jardín del Rey (Kongens Have) es un lugar maravilloso para hacer picnic en verano y tus hijos pueden disfrutar de un espectáculo de títeres gratis. Los grandes jardines de Frederiksberg son un lugar fantástico para pasear, alimentar a los patos y montarse en un bote de remos en el agua. Puedes incluso ver el zoo y sus habitantes desde algunas zonas del parque.

Un chapuzón refrescante

Si a ti y tu familia os apetece daros un chapuzón, hay baños y piscinas para niños en muchos parques de Copenhague, incluyendo los Shooting Range Gardens (Skydebanehaven) en Vesterbro y el Parque Nørrebro.

Para los más aventureros, el puerto abierto en IslandsBrygge tiene una piscina estupenda al aire libre con una plataforma de clavado alto. También puedes nadar en el puerto cerca del Centro Comercial Fisketorvet  y en el puerto de Svanemøllen. Si estás buscando arena, el parque de Amager Strand está a sólo 5 km del centro de Copenhague y ofrece kilómetros de playa de arena blanca y deportes acuáticos.

Más información sobre Copenhague

Share this page