Legoland, Billund

LEGO®, el juego más popular del mundo

LEGO® es un nombre conocido y querido por los niños y los adultos de todo el mundo, gracias a su simplicidad ingeniosa y a su creatividad. En 2000, LEGO® obtuvo el título de Juguete del Año por la revista estadounidense Fortune y por la Asociación Británica de vendedores de juguetes. A continuación te contamos unas curiosidades que quizás no conocías sobre LEGO®.

Antes, todo esto era madera

La historia de LEGO® empezó en 1930, cuando un carpintero danés de Billund, en Jutlandia, se encontró en un momento difícil para su trabajo. Decidió entonces mejorar sus ingresos haciendo juguetes de madera y obtuvo tanto éxito que pronto se dedicó exclusivamente a esto – a hacer ladrillitos de madera. Llamó su compañía LEGO®, una mezcla de dos palabras danesas que significan “jugar” y “bien”.

Los ladrillitos de LEGO® ahora

El carpintero Ole Kirk Christiansen era un hombre visionario y se puso rápidamente a importar la tecnología necesaria para producir ladrillitos de plástico, revolucionando de esta forma la producción LEGO®. Desde 1949, los ladrillitos LEGO® se hacen en plástico y siguen mejorándose con innovaciones constantes que han hecho de LEGO una empresa líder en el mercado de los juguetes.

Visitar LEGO®

Puedes leer más sobre los juegos de LEGO® en su página web. No están previstas visitas regulares de su fábrica en Billund, pero se pueden organizar visitas para grupos e invitados especiales.

Legoland®

LEGOLAND®, el parque de atracciones hecho enteramente de ladrillitos LEGO®, abrió sus puertas por primera vez en 1968. Desde entonces, encanta cada año a millones de visitantes con sus atracciones, como por ejemplo las reproducciones en miniatura de los edificios y sitios más conocidos del mundo, y se ha expandido a otros países y continentes: ya hay parques LEGOLAND® en Europa, América del Norte, Asia y Medio Oriente – pero el original sigue estando en Billund, donde nació todo.

Otros juguetes daneses

Kay Bojesen fue un fabricante de juguetes que fue aprendiz del platero Georg Jensen. En 1922, ganó su primera competición gracias a sus juguetes de madera. Sus obras más conocidas son los clásicos daneses, como las guardias reales de madera y el mono de madera de 1951, que ya son objetos codiciados por los coleccionistas adultos y no sólo por los niños. Los juguetes de Bojesen se pueden comprar en Rosendahl.

Otra compañía danesa que consigue encantar a los niños con su diseño único es Kompan, que construye parques de recreo desde hace 40 años. La compañía se fundó cuando el escultor Tom Lindhart Wills decidió dedicar su talento artístico a los parques de recreo al darse cuenta de que sus esculturas urbanas eran más usadas para escalarlas que para admirarlas.

Más información sobre Diseño danés

Más información sobre Vacaciones en familia

Share this page