Kronborg Castle

Ciudades y pueblos

En el Norte de Selandia no hay grandes ciudades metropolitanas, sino pequeños pueblos costeros con una atmósfera encantada y relajada.

Helsingør (Elsinor)

El mundialmente famoso hogar de Elsinor, el castillo de Hamlet de Shakespeare, ha tenido durante mucho tiempo una posición de importancia estratégica en la desembocadura del Mar Báltico. Aquí sentirás el legado de ese poder, si haces un viaje para ver el Castillo de Kronborg, o para caminar por las calles adoquinadas, con casas de entramado. La catedral y el monasterio de la ciudad también merecen una visita.

Fredensborg 

Ven a ver el Castillo de Fredensborg, la residencia de primavera y otoño de la familia real danesa en la ciudad de Fredensborg. El gran parque del castillo tiene muchos caminos y ofrece excelentes vistas del Lago Esrum. 

Hillerød 

Hillerød es el hogar del espectacular Castillo de Frederiksborg, donde se pueden visitar el Museo Danés de Historia Natural y su impresionante galería de retratos. El castillo fue un castillo real durante muchos años y puedes aventurarte a salir del castillo a los extensos bosques de caza alrededor de la ciudad de Hillerød. 

Frederiksværk 

Entre el fiordo de Roskilde y el lago Arres se encuentra la antigua ciudad industrial de Frederiksværk. El Museo Industrial Frederiksværk supone una gran excursión de un solo día en la región y está situado en una antigua fábrica de pólvora. 

Frederikssund

Frederikssund se ubica en el fiordo y vale la pena visitarlo, no solo por el museo del pintor J.F. Willumsen. En una parte del fiordo se puede visitar una aldea vikinga reconstruida y asistir a feroces obras de teatro vikingas.

Pequeños pueblos costeros

En la costa norte de Selandia encontrarás una gran cantidad de pequeñas ciudades muy acogedoras como Hornbæk, Gilleleje, Rågeleje, Tisvilde y Liseleje. Varias de ellas son antiguos centros de pesca, pero se han convertido en destinos exclusivamente turísticos. Gilleleje todavía tiene un puerto pesquero en funcionamiento. 

Los pueblos pesqueros de la zona han desempeñado un papel importante en la historia danesa, ya que fue aquí donde los pescadores daneses ayudaron a los judíos daneses a escapar de las fuerzas invasoras alemanas en la Segunda Guerra Mundial. La gran mayoría de la población judía de Dinamarca logró escapar, pero otros no tuvieron tanta suerte. El Museo Gilleleje cuenta la historia de los 75 judíos que estuvieron escondidos en el desván de la iglesia de Gilleleje, y más tarde fueron delatados y capturados.

Pueblos de pescadores

Visita Hundested, un pequeño pueblo de pescadores que se ha convertido en un puerto pesquero de gran actividad. En Skansen, a las afueras de Hundested, se puede visitar la casa del fallecido explorador polar, Knud Rasmussen. Hacia el norte, Kikhavn es uno de los pueblos de pesca más antiguos de la región y muchas de sus chozas están protegidas.

Frederikssund se ubica en el fiordo y vale la pena visitarlo, no solo por el museo del pintor J.F. Willumsen. En una parte del fiordo se puede visitar una aldea vikinga reconstruida y asistir a feroces obras vikingas

Share this page